Virus informático

Virus informático

Existe cierta controversia sobre la definición de virus informático. Quizás la más aceptada pertenece a Fred B. Cohen, quien en 1994 escribió su tesis doctoral acerca de los virus, definiéndolos como «un programa de ordenador que puede infectar otros programas modificándolos para incluir una copia de sí mismo».

Los virus informáticos tienen básicamente la función de propagarse, replicándose, pero algunos contienen además una carga dañina (payload) con distintos objetivos, desde una simple broma hasta realizar daños importantes en los sistemas, o bloquear las redes informáticas generando tráfico inútil.

El funcionamiento de un virus informático es conceptualmente simple: ejecutando un programa infectado (normalmente por desconocimiento del usuario) el código del virus queda almacenado (residente) en la memoria RAM del ordenador, aun cuando el programa que lo contenía haya terminado de ejecutarse. El virus toma entonces el control de los servicios básicos del sistema operativo, infectando los posteriores ficheros ejecutables que sean abiertos o ejecutados, añadiendo su propio código al del programa infectado y grabándolo en disco, con lo cual el proceso de replicado se completa.

Clasificación

Según lo infectado

Según algunos autores, fundamentalmente existen dos tipos de virus:

  • Aquellos que infectan archivos. A su vez, estos se clasifican en:
    • Virus de acción directa. En el momento en el que se ejecutan, infectan a otros programas.
    • Virus residentes. Al ser ejecutados, se instalan en la memoria del ordenador. Infectan a los demás programas a medida que se accede a ellos. Por ejemplo, al ser ejecutados.
  • Los que infectan el sector de arranque (virus de boot). Recordemos que el sector de arranque es el primero leído por el ordenador cuando es encendido. Estos virus son residentes en memoria.

Existe una tercera categoría llamada multipartite, pero corresponde a los virus que infectan archivos y al sector de arranque, por lo que se puede decir que es la suma de las dos categorías anteriores.

Para otros autores, la clasificación de los virus también se divide en dos categorías, pero el método de clasificación utilizado es diferente:

  • Virus de archivos, que modifican archivos o entradas de las tablas que indican el lugar donde se guardan los directorios o los archivos.
  • Virus de sistema operativo, cuyo objetivo consiste en infectar aquellos archivos que gobiernan el ordenador.

Existe una tercera clasificación, promovida por CARO, para unificar la forma de nombrar a los virus. En esta clasificación se atiende a la plataforma en la que actúa el virus y a algunas de sus características más importantes.

Por ejemplo, el W32/Hybris.A-mm es un virus que funciona en la plataforma win32 en su variante A (primera) que tiene capacidad mass mailing o de envío masivo de correo electrónico infectado.

Según su comportamiento

En función de su comportamiento, todos los virus anteriores pueden a su vez clasificarse en otros subgrupos:

  • Virus uniformes, que producen una replicación idéntica a sí mismos.
  • Virus encriptados, que cifran parte de su código para que sea más complicado su análisis. A su vez pueden emplear:
    • Encriptación fija, empleando la misma clave.
    • Encriptación variable, haciendo que cada copia de sí mismo esté encriptada con una clave distinta. De esta forma reducen el tamaño del código fijo empleable para su detección.
  • Virus oligomórficos, que poseen un conjunto reducido de funciones de encriptación y eligen una de ellas aleatoriamente. Requieren distintos patrones para su detección.
  • Virus polimórficos, que en su replicación producen una rutina de encriptación completamente variable, tanto en la fórmula como en la forma del algoritmo. Con polimorfismos fuertes se requiere de emulación, patrones múltiples y otras técnicas antivirus avanzadas.
  • Virus metamórficos, que reconstruyen todo su cuerpo en cada generación, haciendo que varíe por completo. De esta forma se llevan las técnicas avanzadas de detección al límite. Por fortuna, esta categoría es muy rara y sólo se encuentran en laboratorio.
  • Sobreescritura, cuando el virus sobreescribe a los programas infectados con su propio cuerpo.
  • Stealth o silencioso, cuando el virus oculta síntomas de la infección.

Existen más clasificaciones según su comportamiento, siendo las citadas parte de las más significativas y reconocidas por la mayoría de los fabricantes de antivirus.


Historia

El término virus no se adoptaría hasta 1984, pero éstos ya existían desde antes. Sus inicio fueron en los laboratorios de Bell Computers, tres programadores desarrollaron un juego llamado Code Wars, el cual consistía en ocupar toda la memoria RAM del equipo contrario en el menor tiempo posible.

Luego, el primer virus que atacó a una máquina IBM 360 (y reconocido como tal), fue llamado Creeper, creado en 1972 por Robert Thomas Morris. Este programa emitía periódicamente en la pantalla el mensaje: "I'm a creeper... catch me if you can!" (soy una enredadera, agárrenme si pueden). Para eliminar este problema se creó el primer programa antivirus denominado Reaper (segadora).

Luego de 1984, los virus han tenido una gran expansión, desde atacando los sectores de arranque de diskettes hasta siendo adjuntado en un correo electrónico y escondido en una imagen de formato jpeg.


Enlaces externos

Entradas populares de este blog

Acerca de los mensajes de tipo... "Por favor no agreges a este usuario es un virus!"

Temas oficiales para Windows XP

Linux From Scrach (Parte 1 - Preparación del sistema)